Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.

Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.

Portada > Historias del Café > Portada

El café llega al Nuevo Mundo

Parece ser que el primer viaje del café a América, se lo debemos a un Francés, Gabriel Mathieu de Clieu, Oficial de la marina Francesa destinado en Martinica, y durante uno de sus permisos en Paris, logró hacerse con unos cafetos, que decidió llevar en su viaje de vuelta.

Se cree que pudo suceder en 1720, y en esta primera travesía las plantas perecieron no se sabe muy bien cuál fue el motivo, pero lo que está claro es que Gabriel Mathieu, tendría que esperar a su segundo viaje en 1723.

En su segundo viaje De Clieu partió de Nantes con la planta más apreciada de su época. Una vez a bordo, con el  Cafeto lo guardo en un tarro de cristal, para resguardarlo de la sal marina y conservarlo a una temperatura cálida, durante el Viaje, el barco sufrió numerosos inconvenientes desde el ataque de Piratas Tunecinos, una fuerte tempestad, pero para colmo el Oficial tenía un enemigo a bordo, que impulsado por la envidia se empeñó en dañar a la planta, en uno de los enfrentamiento llegó incluso a cortarle una rama. 

 

Para colmo  en otra ocasión, amainó el viento hasta tal punto que el Barco se quedó inmóvil, por lo que comenzaron a agotarse las reservas de agua y  De Clieu se vio obligado a compartir su ración de agua con el Cafeto.

Cuando finalmente consiguieron llegar  a Martinica, el Oficial plantó el  Cafeto, l en Precher, entre espinos, y lo mantuvo bajo la vigilancia constante de los esclavos. El cafeto fue creciendo y reproduciéndose, y por fin en 1726  se consiguió  recolectar la primera cosecha.

Ya que De Clieu murió en Paris en 1724 a los 88 años de edad, con el respeto de sus semejantes pero sin  grandes riquezas no pudo ver con sus propios ojos el fruto de su sacrificio por el Café.

En 1918 se erigió un Monumento en su honor  en el Jardín Botánico Fort de France de Martinica.

Aunque en1 726 en Martinica ya habían más de 200 cafetos, y de aquí se trasladaron a Santo Domingo , Guadalupe y otras Islas del Caribe, como en casi todas las historias existen otras versiones , una de ellas es que en 1718 fueron los Holandeses los primeros que formaron plantaciones en Surinam.

Por otro lado parece ser que en 1715 la Compañía Francesa de las Indias, envió a la Isla de Borbón unas plantas de Cafeto al cuidado del Capitan Dufougueret- Grenier, quien las entrego al Teniente Desforges-Boucher, este al obtener semillas suficientes mando sembrar unas 15.000 plantas en la Isla. De esas primeras plantaciones derivó una variedad llamada Coffea Arabica var Borbon cuyos granos con el paso del tiempo, han llegado a ser de los más apreciados en el Mercado Europeo.


No existen opiniones para este elemento.

Arriba Opinión Enviar a un amigo Volver Atrás

Diseño y Desarrollo web Im3diA comunicación. Esta página está optimizada para navegadores Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0.